Para especular, el Monopoli

Este artículo es una respuesta a un post de Carlos Blanco

en el blog ojodominios.

Carlos, el esbozo que citas de la wikipedia, equipara a los “domainers” con inversores inmobiliarios. Este eufemismo de “inversores inmobiliarios” es suficientemente ambiguo para que no quede claro si habla de “promotores” o “vulgares especuladores”.

Los promotores tienen su función “positiva” en la sociedad. Hacen viables proyectos que de otra forma serían imposibles.

Los especuladores, (el que compra un piso solo para sacar dinero de la reventa) son personas superfluas para la sociedad. En España han conseguido hacer la vida imposible a muchas personas. Miles de familias enriquecidas y otras miles cercanas a la ruina. Desde mi punto de vista, este tipo de especulación es despreciable.

“La inversión seria en dominios”, como tú dices, no aporta nada. Solo pone trabas a la innovación. No hace “ninguna falta” que nadie compre dominios para revenderlos luego más caros. Desde mi punto de vista, es especulación.

Llegará el momento en que los desarrolladores que quieran publicar una aplicación web ingeniosa, un servicio web “beneficioso” para la sociedad, tengan que registrar el dominio “sakjdfnasmndfklasidhfoiasef.com” porque los demás están ya ocupados.

Imaginate la “Gran Via” de cualquier ciudad llena de lonjas tapiadas, plagadas de anuncios y letreros de “se vende” o “se alquila”… Los ciudadanos prefieren panaderías o pequeños comercios que tapias. A diferencia del mundo real, en Internet, los dominios (antes de ser blanco de la especulación), no están reservados para las grandes inversiones de multinacionales.

Internet era más democrático sin especuladores. Ahora nos tendremos que conformar, como en el mundo real, con las reglas de las multinacionales y grandes inversores. Nos tendríamos que conformar, por ejemplo, con que “dmoz” se llamase “asdfñlkjasdlñsdflkjsadfl” o que la wikipedia fuese “asdfasdfasasdfasdf”. Ya sé que exagero un poco pero los ejemplos extremos me ayudan a explicarme.

No se. Tal vez hay algo que he dejado escapar y me haces ver el sentido a la profesión de “domainer”…

Anuncios