Elorrio, otra vez en la televisión

Últmamente el pueblo en el que vivo no deja de aparecer en la tele. Hace unos meses fué por que tocó el Gordo de Navidad ¡alegría, alegría! Hoy ha sido por que han desarticulado el Comando Vizcaya de ETA ¡alegría, alegría!

Esta mañana, la Guardia Civil ha detenido a dos vecinos de Elorrio. En casa de uno de ellos, a pocos metros de la mia, la policía ha encontrado dos pistolas. En total, tres de los detenidos vivían en mi pueblo aunque a la tercera, la han detenido en Málaga.

Es posible que algún lector aún mantenga la tensión mientras lea esto. Probablemente ansíe clasificarme rápidamente (a favor/en contra).

A estas alturas de la película todavía hay que decir “explícitamente” que detestas que la mafia de ETA campe a su antojo por aún subsista en el Pais Vasco. ¿No es absurdo?

Pero ¡ojo! Mi credibilidad quedará en entredicho en cuanto el lector termine las siguientes lineas:

  • Los detenidos denunciarán malostratos y torturas. Nunca sabremos la verdad sobre lo que sucede en las cárceles españolas.
  • Ironía: nos estabamos olvidando de que en España había un problema mayor que la Crisis: el terrorismo. Los últimos atentados y esta operación refrescarán nuestra memoria colectiva.

La rebeldía en el Pais Vasco está monopolizada por los abertzales radicales. Todo lo demás no importa. El espíritu crítico está perfectamente canalizado y están bien claras las batallas que tiene que librar la juventud.

En ciertos sectores del Pais Vasco, el terrorismo no indigna tanto. Indignan más los juicios contra políticos nacionalistas, los maltratos a empresas privadas por supuesta relación con ETA, etc.

En España, al otro lado de la barrera del redil, la indignación es por el terrorismo. El terrorismo es prefecto para distraer a la audiencia. Es un enemigo lo suficientemente temido para relativizar el resto de problemas. Nada une más que un enemigo común. El todopoderoso gobierno y la masa becerril lo tienen.

Probablemente, de nuevo, no aporte nada. En temas escabrosos, las posturas y opiniones más extremistas encajan mejor. La duda, mis dudas, confunden y probablemente incomoden.

Agur.

Anuncios