Por San Blas…

El caracter de un pueblo no existe. Nos diferenciamos más entre vecinos que entre conocidos en La Red.

Las costumbres no lo configuran. Las fiestas terminan convirtiendose superchería cristiana o en desconcertantes excesos colectivos.

¿San Blas?

La ortodoxia eclesiástica, esa en la que ningún cristiano cree, acostumbra, en fechas como hoy, bendecir los típicos cordones para dotarlos de extraordinarios poderes curativo-preventivos.

Cordones de San Blas

Me divierte imaginar semejante atrevimiento (semejante muestra de fetichismo) si de otra secta se tratase. La Iglesia Católica tiene el monopolio de la espiritualidad. Por eso, hoy no cundirá el pánico.

Yo ya me he pasado por Abadiño y he comprado unos pocos cordones mágicos… ¿y tú? ¿ya tienes tu cordón?

7 respuestas a “Por San Blas…

  1. Cada vez que mi madre aparece con una cosa de estas siempre le pregunto lo mismo: ¿Esto es religión o superstición?

    Un placer leerte, como siempre….

  2. Una de los grandes logros históricos del cristianismo era sumar las tradiciones paganas y darles su toque exclusivo. Y, pegandome un triple, no me extrañaría que también pasara lo mismo con esta tradición.

    Lo mejor de San Blas, los sanblases de Eibar

  3. Ya… igual la ciencia debería adoptar este tipo de supersticiones y ponerlas nombre, modelizarlas, o algo. Así todos los cristianos abrazarían la ciencia como única superchería 😀

  4. Este San Blas teleñeco ¿lo has fabricado tú o estaba en Flickr? Hoy a mi niño pequeño uno de Santa Agueda del cole a poco le saca un ojo con la makila. La ha usado como un bate de beisbol y ha confundido su pómulo con la pelota. Tiene media cara hinchada y amoratada…
    Por otro lado, acaba de pasar un coro por el patio de casa, el más joven tendría 65, y se nos ha puesto la carne de gallina de lo bien que lo hacían.Txusinho los conoce seguro.

  5. Joseba, teleñeco modified by nando… la cita al original está en la foto de flickr 🙂

    Los niños y/o los palosson peligrosos,.. jo! qué pobre! Un besote a Juan!

    Qué guay lo de los canttores. Me hubiera gustado verlo… Qué sonidos tan primarios, ¿verdad? voz y palos… Irremplazables.

  6. Pues yo llevo cordón!

    Y me da poderes mágicos (ahora me puedo mimetizar dentro de sociedades de seres con cordones en el cuello, y hacerme pasar por uno de ellos)!

    Y me como caramelos de malvavisco en estas fechas!

    Y mi ama llevó una palmera de bollo con nata y chocolate y unos donuts de chocolate a la iglesia de San Nicolás, se los bendijeron, y yo me los desayuné al día siguiente… no sé si era la bendición o qué, pero estaban cojonudísimos! 😀

    Y ayer estuve cantando Santa Agueda por Bilbao con el euskaltegi!

    Y termino con otra exclamación!

  7. Cuando mi familia vivía en Camelot, llevaba todos los años el cordón. Eran cosas de mi abuelo, que incluso me lo envió por correo uno de los primeros años de Barcelona. Tu post me hace ver el día como más de invierno.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s